Llámenos (503) 2534-5555 (502) 2224-6700
               (504) 2544-0205 (507) 233-1943 (506) 2234-2527

arañas domesticas y algunos datos

Lo que debe saber sobre las arañas domésticas:

Las arañas de la casa se reproducen en todo el mundo y han derivado su nombre de su presencia dentro de las viviendas de las personas.

Un número de especies se clasifican como arañas domesticas, aunque la araña común doméstica es la más reconocida.

Datos generales:

Las arañas comunes hembra  miden 5 a 8 milímetros en longitud, mientras que los machos miden solamente 4 milímetros.

Son típicamente marrón o gris en color, con marcas más oscuras  a lo largo de sus cuerpos.

El cuerpo de una araña de la casa se divide en: cefalotórax y el abdomen. Como escorpiones, ácaros y garrapatas, las arañas de la casa no son bichos alados.

Se clasifican como arácnidos en lugar de insectos y tienen ocho ojos que funcionan como una sola lente.

Dieta y hábitos

Las Telas de araña doméstica son de forma irregular y se pueden ubicar en varios lugares dentro de una casa, incluyendo ventanas, esquinas del techo y por encima o debajo de los muebles o decoraciones.

La presencia de las arañas comunes domésticas se caracteriza típicamente por la formación de telarañas. Estas estructuras de hilos de seda se pueden encontrar en todas las casas infestadas.

Esta abundancia de telas vacías es causada por la propensión de la araña de casa común a hacer girar telarañas en varios lugares hasta que encuentra el lugar más adecuado para atrapar a la presa.

Las redes están diseñadas como mecanismos de captura y tienen forma de embudo, con el extremo estrecho actuando como una guarida para el arácnido.

Cualquier contacto hecho con la tela produce vibraciones a través de la hebra, señalando a la araña  que la presa está presente.

Aunque las arañas domésticas comunes se alimentan principalmente de insectos, también pueden consumir arañas más grandes, escorpiones, roedores y pequeños reptiles.

El primer paso para controlar las poblaciones de arañas domésticas es localizar posibles puntos de entrada.

A menudo entran a través de huecos alrededor de ventanas y puertas. Sellar estas aberturas es crítico para reducir posibles invasiones futuras.

Las pantallas o zarandas en las ventanas y las puertas pueden evitar la entrada de otras plagas de insectos, y se sugiere el uso de barreras en la parte inferior de las puertas.

Las grietas y otros huecos dentro de paredes y cimientos deben sellarse también.

Después de la exclusión, los propietarios pueden optar por aspirar para eliminar las telas y sacos de huevo.

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *